sábado, 5 de marzo de 2016

A QUÉ VINO EL SER HUMANO AL MUNDO


¿A qué vino el ser humano al mundo?

Suele preguntarse el ser humano: ¿a qué vino al mundo? Desde siempre, la duda ha surgido y, como todas las interrogaciones, ha sido objeto de respuestas, investigaciones y meditaciones; e incluso de apropiaciones, directas o indirectas, del trabajo, el pensamiento, la idea y la voluntad de otros seres.
Mi primer hábitat
Y las respuestas han abundado desde siempre; y hoy aún subsisten varias, con algunas muy influidas por la voluntad de otros, no necesariamente por el bien común.
La teoría científica, desde Darwin y otros que han analizado la evolución de las especies, nos afirman que venimos al mundo a procrearnos. a preservar la especie, a dejar descendientes que sigan nuestro camino y lo vayan haciendo cada vez mejor. De allí el ascenso científico y tecnológico desde el petroglifo hasta el correo electrónico, desde Filipides corriendo con el mensaje hasta el twitter, desde el grabado hasta la foto cuatridimensional, y desde el garrote y la espada hasta la bomba de neutrones y el misil en órbita.
Otros aseguran que vinimos al mundo a adorar a Dios. A ese ser que guía nuestros destinos, pasados y futuros, premia y castiga. Ese Superpoderoso, presente en todas nuestras culturas, con sus diferentes formas, inspiración a científicos, unión para pueblos, asiento a familias. e incluso en provecho propio con abusos del trabajo ajeno.
El artista, el científico, el creador, hace de su quehacer la razón de su vida. Aunque tampoco han faltado quienes suponen que la única y verdadera meta es divertirse. Y para otros parece ser la de acumular riquezas materiales.
En Venezuela nos han hecho creer que el ser humano vino al mundo a poseer una vivienda. “Tener mi casita”, oí desde niño. Hoy casi “se conforman”, “aunque sea con un apartamentico”.
Nos han sustituido la necesidad básica de cobijo, asiento y abrigo, por la posesión de una vivienda. Y los créditos hipotecarios esclavizan a toda la familia, para comprar algo cuyo valor es sólo base de nuevos créditos, que jamás cancelarán.
Ese vendedor, ese “inversionista inmobiliario”, descendiente directo del invasor de tierras, y sus diferentes formas comerciales, empresariales, administrativas y jurídicas, ha sido el único beneficiario de tanto trabajo mal inducido con esa idea de “tener mi casita”
Luis Alberto Matos
Inquilino vitalicio y economista Promoción Carlos Marx UCV 1961
luisalbertojaquematos@gmail.com

jueves, 28 de enero de 2016

Desalojos arbitrarios y sus consecuencias


Inquietudes presentadas a la Mesa de Trabajo Sentencia 1171 TSJ


¿Qué consideramos un desalojo arbitrario?
Nuestra Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Vivienda (2011) -LRCAV- en el artículo 142 los considera un desalojo de hecho, cito: “Todos los desalojos realizados arbitrariamente por el propietario de un inmueble destinado a vivienda, habitación o pensión, serán sancionados con una multa  de mil Unidades Tributarias (1.000 U.T.).
El monto de estas multas pasarán a ser parte del Fondo de Protección al Inquilino o Inquilina y el Pequeño Arrendador.”
¿Cuándo consideramos el desalojo arbitrario?
Cuando se violan tres supuestos pechados en nuestro Código Penal vigente (2006); Violación del domicilio (artículo 183)[i], Prohibición de hacerse justicia por sí mismo (Artículo 270)[ii] y Perturbación de la pacífica posesión  de bienes inmuebles (artículo  472)[iii].
El inquilino está obligado a acusar al propietario abusador. ¿Dónde? ¿A quiénes? Esto debe quedar aclarado en el protocolo que se le presente al TSJ.
Existen dos tipos de desalojos arbitrarios. Sin violencia y con Violencia.
Sin violencia: presumimos que el inquilino debe denunciar en SUNAVI; ésta debe crear el protocolo de restitución del inquilino a la vivienda. Instar al propietario a seguir los canales apegados a la ley para proceder a la solicitud del desalojo. Imponer la multa correspondiente y notificar al propietario según lo dicta los artículos 143 y 144; en caso de reincidencia está normado en los artículos 145 y 146 de la LRCAV

Con violencia: Existe castigo con prisión de quince días a quince meses, en caso del uso de armas , de noche o con el concurso de varios individuos, la prisión será de seis a treinta meses. QUEDA CLARO EN EL ARTICULO QUE EL INQUILINO DEBE ACUSAR.
Petitorio:
1.    Solicitar la aclaratoria en el Protocolo acerca de ¿A quién ó dónde se hace la acusación? ¿A cuál Institución compete?
2.    Existen las sanciones y multas, se han de implementar.
3.    Basta de impunidad. Esta ha jugado un papel muy importante en la anarquía que existe en las relaciones arrendaticias.
 


[i]  CÓDIGO PENAL
Artículo 183. Cualquiera que, arbitraria, clandestina o fraudulentamente, se introduzca o instale en domicilio ajeno, o en sus dependencias, contra la voluntad de quien tiene derecho a ocuparlo, será castigado con prisión de quince días a quince meses,. Si el delito se ha cometido de noche con violencia a las personas o con armas, o con el concurso de varios individuos, la prisión será de seis a treinta meses. El enjuiciamiento no se hará lugar sino por acusación de la parte agraviada.

[ii] Artículo 270. El que, con objeto solo de ejercer un pretendido derecho, se haga justicia por si mismo, haciendo uso de la violencia sobre las cosas, cuando podía haber ocurrido a la autoridad, será castigado con multa de doscientas cincuenta unidades tributarias (250 U.T.) a dos mil unidades tributarias (2.000 U.T.).
Si el culpable se valiere de amenaza o violencia contra las personas, aunque no haya empleado violencia sobre las cosas será castigado con prisión de uno a seis meses o confinamiento de tres meses a un año.
Si la violencia se ha cometido con armas, seré castigado con el duplo de la pena establecida. Y si resultare cometida lesión corporal o algún otro delito, será castigado con la pena correspondiente a estos hechos punibles.
Si el hecho no fuere acompañado de otro delito enjuiciable de oficio, no se procederá sino a instancia de parte.

[iii] Artículo 472. Quien, fuera de los casos previstos en los dos artículos anteriores y por medio de violencia sobre las personas o las cosas, perturbe la pacífica posesión que otro tenga de bienes inmuebles, será castigado con prisión de un año a dos años, y resarcimiento de daño causado a la víctima de cincuentas unidades tributarias (50 U.T.) a cien unidades tributarias (100 U.T.).

Si el hecho se hubiere cometido por varias personas con armas, o por más de diez sin ellas, la prisión de dos años a seis años, e igualmente se aplicará la pena respectiva por el porte ilícito de armas.

Propietarios

-->
“Un propietario de vivienda puede ser un bravucón, pero se enfrenta a los límites que establecen las leyes que regulan los derechos de los arrendatarios.”

Michael Donaldson
Abogado

domingo, 13 de diciembre de 2015

martes, 18 de agosto de 2015

Rigel Sergent: Decisión histórica.

TSJ ordena conformar mesa entre inquilinos y propietarios para garantizar las reubicaciones que correspondan según la ley

Nota de Prensa FUENTE: http://www.tsj.gob.ve/-/tsj-ordena-conformar-mesa-entre-inquilinos-y-propietarios-para-garantizar-las-reubicaciones-que-correspondan-segun-la-ley

Fecha: 17 de agosto de 2015
En protección del derecho a la vivienda de todas las personas

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ordenó al Ministerio del Poder Popular para la Vivienda, la conformación de una mesa de trabajo con la participación de la representación de los inquilinos y propietarios, con el objetivo de brindar respuesta consensuada a las controversias que se susciten, tras la culminación de los contratos de arrendamientos de vivienda que actualmente se encuentran en los distintos tribunales del país para garantizar los derechos de todas las partes.

A través de la sentencia N° 1171 publicada el 17 de agosto de 2015, se admitió la demanda de amparo en protección de los derechos e intereses colectivos y difusos de todos los ciudadanos y ciudadanas, arrendatarios de viviendas, cuyas causas se encuentran en estado de ejecución; la misma fue interpuesta el pasado 29 de abril de 2015 por el Movimiento de Inquilinos, el cual solicitó al  Máximo Tribunal de la República, que la Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Vivienda revise las causas que se encuentran en estado de ejecución para el desalojo.

Asimismo, el Movimiento de Inquilinos solicitó al TSJ que se agilice el otorgamiento de refugios o viviendas a los inquilinos o inquilinas para que estos, de forma voluntaria, puedan devolver el inmueble a sus dueños; y también requirió, además, que los propietarios de inmuebles que han estado dedicados al arrendamiento por 20 años o más, vendan esos inmuebles a un precio justo, según lo establecido en la Ley que rige la materia arrendaticia.

De acuerdo a la sentencia, cuya ponencia corresponde a la Presidenta del TSJ, Magistrada Gladys Gutiérrez Alvarado, la mesa de trabajo se conformará en un lapso no mayor a 30 días, y deberá presentar un informe preliminar a la Sala Constitucional, en un lapso de 90 días, y un informe definitivo en los 90 días posteriores, a fin de que la máxima instancia judicial emita una decisión definitiva.

Igualmente, los miembros de la mesa de trabajo deberán elaborar un protocolo que determine el procedimiento a seguir en adelante para garantizar la devolución de la vivienda a los propietarios, una vez culminado el contrato de arrendamiento y la reubicación del inquilino a una solución habitacional, cuando éste no tenga lugar donde vivir.

Esta sentencia abre la posibilidad de iniciar un diálogo sostenible entre todos los factores que hacen vida en las relaciones arrendaticias, en busca de un equilibrio entre los derechos de los inquilinos y de los propietarios, con la intervención activa del Estado para velar por la tutela efectiva de los derechos de todas las personas.